¿Conoces esta técnica de respiración relajante?

respiración relajantePracticar diariamente la respiración diafragmática, no importa que sean sesiones cortas, lo importante es la frecuencia. Busca un buen momento para tí, como antes de dormir, o en un descanso en medio de tu jornada laboral, y dedícale unos minutos. Irás avanzando progresivamente, tu diafragma se irá entrenando, y cuando te veas con un apuro, con necesidad, tu cuerpo conocerá ya el camino para disolver ese miedo.

 

 

 

salud adCuando estés bloqueado/a  o tengas dolores de cabeza o jaqueca empieza por darte cuenta de cómo estás respirando. Frota tus manos, y cuando estén calentitas colócalas sobre tu diafragma (en la boca del estómago). Deja que el calor de tus manos entre en tu pecho, e intenta respirar un poco más despacio. Si al principio no puedes es normal, la velocidad de tu respiración irá haciéndose cada vez más lenta poco a poco. Procura dirigir el aire que entra a tus pulmones “hacia tus manos”, haciendo que éstas se muevan. Además de ésto, observa tu mandíbula y tus ojos. Seguramente están en tensión, por lo que vamos a relajarlos. Para ello primero entreabre tu boca, y relaja la zona. Después estira bien tus ojos mirando hacia arriba (como intentando “ver tus cejas”), luego relaja los ojos, y vuelve a centrarte en tu respiración. Seguro que mejoras tu estado emocional.

Sé paciente contigo mismo/a, y sé constante. El trabajo que hagas ahora lo agradecerás el resto de tu vida.